En esta ruta y partiendo de la capital canguesa, vamos a recorrer siguiendo el curso del río Sella, los concejos de Amieva y Ponga, para pasar el Desfiladero de los Beyos y por fin ver su nacimiento. Seguiremos no obstante un poco más allá para poder disfrutar de la parte más corta y hermosa de la Ruta del Cares, la zona de Caín y así conoceremos también la parte leonesa de los Picos de Europa.

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA:
Iniciamos la excursión en Cangas de Onís. Antes de salir de dicha localidad en dirección a Arriondas y en el cruce sito antes de llegar al Puente Romano, tomamos la carretera a la izquierda que nos indica que nos conducirá a la vecina provincia de León por el puerto del Pontón.
Ya en ruta por la N-625 que no abandonaremos prácticamente en todo el recorrido hasta llegar a lo alto del puerto, podemos hacer un breve alto en la salida del primer pueblo que encontramos tras el inicio, Caño, para ver La Salmonera, un coto de salmones donde podremos disfrutar de las cascadas del río Sella y de la espuma que el agua provoca al romper. Una vez pasado el pueblo de Tornín, dejaremos el coche antes de pasar el puente del río Dobra a la izquierda para dar un breve paseo hasta un pequeño puente medieval e incluso para darnos un baño en las aguas cristalinas del río si estamos en la estación estival.

Proseguimos nuestro camino y a la altura de Santillán encontramos una bifurcación a la derecha. Si seguimos en dicha dirección conoceríamos el concejo de Ponga, si seguimos por la N-625, estaríamos en el de Amieva. En primer lugar y abandonando el curso del Sella, elegimos la primera opción y cruzamos el puente romano de Los Grazos y a 3 km. aproximadamente encontramos en la margen izquierda el área recreativa de Trambesagües donde podemos parar a descansar . Rodeando el Pico Pierzo(1552 m.) por la AS-261, pasamos por los pueblos de Vega de Sevarga, Santoveña y Sellaño para llegar por fin a la capital pongueta, San Juan de Beleño. En este paraje podemos disfrutar de las vistas espectaculares que nos ofrece el Mirador de Les Bedules o incluso de un paseo por el Bosque de Peloño, declarado Reserva Natural Parcial. Tomamos la carretera local en dirección a Viego y apareceremos de nuevo en la N-625 a la altura de Puente Vidosa espectacular con su gran cascada y en pleno Desfiladero de Los Beyos que nos va a acompañar en este tramo del recorrido. En el concejo de Amieva encontraremos lugares de gran belleza como el Valle de Angón o la Senda del Arcediano, pero estas rutas de senderismo se deberían practicar otro día ya que aún nos queda la mitad de la ruta por recorrer.
Un poco más adelante podremos desviarnos a la derecha y ver los horreos del pueblo de Viboli, ya que a diferencia de los existentes en el resto de Asturias tiene los tejados a 2 aguas y no a 4.
Continuamos por la N-625 y entrando ya en la provincia de León y pasando ya el pueblo de Oseja de Sajambre, vemos el nacimiento del río Sella en un lugar denominado la Fuente del Infierno.
Proseguiremos hasta alcanzar el alto del puerto del Pontón y nos desviaremos a la izquierda. Podemos disfrutar de un área recreativa ya en el puerto de Panderruedas y a pocos kilómetros llegamos a Posada de Valdeón. En dirección a Caín podemos admirar el Mirador del Tombo , a la altura de Cordiñanes, y más adelante el Chorco de los lobos y la capilla de Nuestra Señora de Corona. Este tramo(Posada-Caín)hay que hacerlo con especial cuidado ya que la carretera es muy estrecha. Una vez en Caín haremos 3 km. a pie para ver la parte más bonita de la Ruta del Cares, poblada de cascadas, grandes precipicios, cuevas labradas en la roca y puentes colgantes.