Covadonga es un Santuario Mariano. En una concavidad de la roca, denominada la Santa Cueva, se halla la figura de la Patrona de Asturias, La Virgen de Covadonga. De dicha cueva emana un espectacular salto de agua y en el remanso que forma abajo dejan caer sus ruegos y deseos los creyentes lanzando monedas y dejándolas seguir la dirección del agua de la cascada.
La intención de esta ruta es remontar el Monte Auseva en busca del curso de agua que alimenta la cascada que se descuelga de este lugar de oración.

ACCESO: Subimos de Covadonga hacia los lagos. Una vez pasado el Mirador de los Canónigos, buscamos ya una cerrada curva hacia la izda. En esa curva vemos que sale hacia la der. un camino empedrado ascendente. Ese es el punto de partida.
INICIO: Covadonga
FINAL: Covadonga
TIEMPO IDA Y VUELTA: 1-2 horas
DIFICULTAD: media
ELEMENTOS DE INTERÉS: Bosque, valle ciego de Orandi

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA: Empezamos a caminar por donde discurría la antigua carretera de los Lagos y cuando perdamos de vista Covadonga enseguida vemos el camino que sube a Orandi. Al poco tiempo llegamos a unas cabañas. Sin desviarnos, abandonamos el camino y cruzamos un prado que nos sitúa a la entrada de un bosque. Cerca de la parte final del recorrido se llega a una collada donde persisten los restos de unas cabañas. Desechando el camino que continúa ganando altura, no se tarda en entrar en la Vega de Orandi. . Bajamos cruzando el bosque y enseguida aparecemos en la Vega de Orandi. Se trata de una bonita campera bañada y cruzada por el río Las Mestas cuya agua desaparece en una cueva cercana. Se dice que ese agua es la que aparece más abajo en la Cueva de la Santina. El regreso por el mismo sitio.