INICIO: Puerto del Pontón, en la N-625, entre Riaño y Cangas de Onís.
FINAL: Puerto del Pontón, en la N-625, entre Riaño y Cangas de Onís.
TIEMPO IDA Y VUELTA: 4 horas
DIFICULTAD: media
ACCESOS: Por la N-625, que comunica las poblaciones de Riaño (León) y Cangas de Onís (Asturias). El puerto se encuentra a 14 kilómetros de Riaño y 12 kilómetros de Oseja de Sajambre. El tramo propuesto en esta excursión discurre entre el puerto del Pontón y Oseja de Sajambre, en sentido de bajada desde el puerto, lo que obliga a disponer de un vehículo de apoyo para subir a los excursionistas al principio de la ruta y después recogerlos en Oseja.

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA :
Puerto del Pontón. La Senda del Arcediano se encuentra señalizada con las marcas rojas y blancas de sendero de gran recorrido. Comienza por un camino ancho, en el mismo collado del puerto, al descender hacia el hayedo. El camino pasa junto a la fuente Fonsella. El pequeño venero da origen al arroyo Fonsella y, más abajo, cuando recoge las aguas de otros arroyos de las montañas, se convierte en el río Sella. A pesar del nombre, el auténtico nacimiento del río Sella no este pequeño manantial, sino el venero que brota en la fuente del Infierno, situado muy cerca de este lugar próximo a la curva de la carretera conocida como La Petenera. Hay que atravesar la carretera nacional que desciende del puerto del Pontón por la comarca de Sajambre. La Senda del Arcediano atraviesa una zona de extensos prados rodeados de bosques de hayas y montañas de piedra. En la época de actividad de la Senda esta pradera, conocida como La Suelta, era el lugar donde se «soltaban» y cambiaban los bueyes de las carretas para afrontar la dura subida del puerto. La Senda del Arcediano coincide con el trazado de la carretera. Hay que seguir caminando con cuidado por la cuneta del asfalto. Desvío a la izquierda, cuando la carretera realiza una curva muy cerrada a derechas. En este tramo la Senda está muy bien empedrada y se dirige a los corrales de Los Trabazos. Se atraviesan los corrales de Los Trabazos con la mole rocosa de Peña Ten a la izquierda. Más adelante el camino recorre los prados de Verrunde y llega al puente del Bao. Hay que seguir de frente y atravesar la carretera para afrontar una subida suave. El sendero conecta con el camino que desciende del puerto de Panderruedas en el sobrecogedor paraje de Entramboscaminos. Hasta Oseja de Sajambre la Senda del Arcediano se abre paso entre las montañas por medio de escalones de piedra y precipicios vertiginosos. Hace dos siglos, el sistema de construir estos caminos de montaña, sin ningún tipo de explosivos, consistía en agrietar la pared con barrenas y calentar la roca. Cuando la piedra estaba candente, echaban agua fría de golpe y las rocas se cortaban por donde habían picado con las barrenas. Todavía se aprecian, en algunas rocas, las marcas de los cortes originales. En el último tramo, la Senda del Arcediano recorre un apacible valle, llega a la parte alta de Oseja de Sajambre y sigue de frente hacia Soto de Sajambre en su misión de comunicar León y Asturias. Nosotros giramos a la izquierda a la altura de la fuente de bomba de Quintana para terminar la excursión en las calles de Oseja.

Foto: Francisco González https://www.flickr.com/photos/franciscojgonzalez/