INICIO: Tielve
FINAL: Arenas de Cabrales
TIEMPO IDA: 5 horas
DIFICULTAD: media
ELEMENTOS DE INTERÉS: Calzada romana de Caoro, paisaje.

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA:
Desde la plaza del pueblo de Tielve iniciamos la ruta por un camino empedrado que empieza detrás de la última casa sita tras la fuente. Ascendemos en zig-zag en dirección a Sotres para comenzar después un largo descenso hasta las Majadas de Valfrío. Se sigue el camino más alto ante la duda al encontrarnos con más de uno, el que está pegado a la pared rocosa. Pasamos junto a una fuente en Renduenes y continuamos de frente para llegar a la majada de Valfrío, que atravesaremos por un camino que deberemos abandonar al llegar a la vaguada y remontar hacia el NE para llegar hasta el Collado Posadoiro. Atravesamos el collado y un pequeño jou para acceder a la Majada de Tordín pero sin descender a la majada ganamos horizontalmente un nuevo collado a la izquierda y al otro lado veremos los Puertos de Era.
El camino ahora se encuentra casi oculto entre maleza por lo que seguiremos siempre el más marcado y evitaremos los que se bifurcan hacia la derecha. Llegaremos a un collado muy marcado que cae sobre Tielve. Desde aquí la vista sobre el río Duje es espectacular. Descendemos hacia el norte y rodeamos por la derecha la morra que tenemos delante y alcanzamos la Majada de Humardo y desde ella, pasamos al Collado Tambrín. Desde este collado, descendemos por un camino en zigzag hacia el oeste y tras atravesar un pequeño hayedo, desde donde ya vamos viendo Arenas de Cabrales, llegamos al Collado Castiello repleto de castaños. Seguir por un camino que nos abre paso a un valle divisando un embalse, pero el camino alcanza el canal que viene de Poncebos pasando a la otra vertiente y en unos minutos llegamos a la carretera de Poncebos y posteriormente a Arenas de Cabrales, punto final de nuestra ruta.