INICIO: Urdón
FINAL: Urdón
TIEMPO IDA Y VUELTA: 5 horas
DIFICULTAD: Sin dificultades. Si se padece vértigo, tener precaución. Cuidado con los niños, hay precipicios espeluznantes y la continua y fatigosa ascensión puede agotarles. En verano, evitar las horas centrales del día y llevar agua en abundancia. Ir bien calzados es imprescindible.
ELEMENTOS DE INTERÉS: Vistas panorámicas
ACCESO: En el desfiladero de La Hermida, entre Panes y Potes, se encuentra Urdón. Dejamos el coche en la misma carretera y comenzamos a andar junto al río en dirección a la Central hidroeléctrica.

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA:
Poco después de pasar la Central, el camino cruza el río por un puente. Algunos metros más allá, vuelve a cruzar por otro puente hacía la der. (según vamos). Poco más hay que reseñar, el camino empieza una interminable ascensión, que hay que tomarse con calma y evitar coger atajos, que sólo sirven para degradar el paisaje y erosionar la tierra. Más arriba, cuando el paisaje se abre, vemos ya buena parte de lo que nos falta por ascender. En una de las curvas, está el famoso Balcón de Pilatos, donde se divisa un abismo terrorífico a nuestros pies. Sigue la subida y llegamos a unas cabañas que ya anuncian la proximidad de Tresviso. Una vez en el pueblo, hay que reponer fuerzas y descansar para regresar por el mismo sitio, en caso de que no hayamos encargado a alguien que nos recoja. Por carretera hay una distancia considerable desde Tresviso hasta Urdón.

Foto: Bernard Dupont https://www.flickr.com/photos/berniedup/